EL RISPERDAL

MEDICAMENTO PARA NIÑOS HIPERACTIVOS Y TDAH (IMPORTENTE: VER NOTA AL PIE DE ESTE ARTÍCULO)

El risperdal es un fármaco muy eficaz en el tratamiento de la esquizofrenia y de los episodios maníacos de moderados a graves. Sin embargo, hace algún tiempo el risperdal también se ha comenzado a utilizar para tratar a corto plazo otros trastornos, como los problemas de conducta y en especial el TDAH cuando apareje junto a la discapacidad intelectual.

Hasta el momento los resultados que se han obtenido en niños mayores de 5 años han sido muy positivos, el fármaco ha logrado reducir los síntomas de impulsividad e intranquilidad y mejorar la falta de atención, que son precisamente los síntomas más molestos del TDAH.

La mejor alternativa es combinar el risperdal con la terapia conductual u otras técnicas psicoterapéuticas. De hecho, los expertos recomiendan que el tratamiento forme parte de un programa terapéutico completo que incluya además medidas educacionales y psicosociales.

Los efectos negativos del risperdal

Hace tan solo algunos años que se comenzó a usar el risperdal para tratar a los niños con hiperactividad y los resultados, en líneas generales, han sido positivos.

No obstante, ya han comenzado a salir a la luz los primeros efectos del tratamiento a corto plazo. De hecho, se conoce que el risperdal puede tener repercusión sobre la capacidad de aprendizaje debido fundamentalmente a sus efectos sedativos.

Asimismo, el risperdal se ha asociado a algunas alteraciones metabólicas como el aumento del peso corporal y aún se estudia su influencia en la talla, el desarrollo sexual, los trastornos del movimiento y otros síntomas extrapiramidales que podrían aparecer a largo plazo.

Sin embargo, lo que se conoce con certeza es que cuando la dosis de risperdal es excesiva pueden aparecer reacciones adversas peligrosas como una somnolencia intensa, mareos, desvanecimientos, visión borrosa, malestar estomacal, latidos rápidos e irregulares del corazón y convulsiones. En la actualidad estos efectos se están estudiando, para valorar si también pueden aparecer a largo plazo.

No obstante, los expertos afirman que si el risperdal se consume bajo prescripción médica durante un período máximo de 6 meses, los riesgos son mínimos y los beneficios que reporta son grandes.

NOTA IMPORTANTE:

La información que has podido leer en este artículo es orientativa por lo que antes de utilizar cualquier tipo de medicamento deberás acudir siempre a tu médico para que te informe de forma exacta dependiendo de tu caso particular. Esta información en ningún caso debe ser tomado como orientación médica.

Esta entrada ha sido publicada en DEFINICIONES y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.